Reparación y restauración de la Fuente de Arróniz

Imagen de la Fuente restaurada

El Ayuntamiento de Arróniz ha terminado la restauración de la Fuente, uno de los símbolos más distintivos de nuestro pueblo. Además del cambio de la teja, el pilón y el grifo, se ha procedido a la limpieza de la piedra de la fuente y se ha instalado una nueva iluminación. Para terminar la actuación, se ha colocado un tótem informativo donde se explica de forma detallada la historia de la Fuente gracias a los documentos y archivos que han recopilado Paco Fernández Iturralde y Javier Díaz Gómez.

La historia de nuestra fuente se remonta a mediados del siglo XVI. “Las primeras noticias escritas de la Fuente dan la ubicación inicial en la Plaza (1572) y trasladó al barrio de Milarin (1702)”. En esa fecha, los escritos constatan que el regimiento de la villa contactó con el maestro fontanero, Juan de Camino, para iniciar su construcción. “En 1572, la villa acuerda con Juan García de Larraztegui, cantero y maestro de fontanería de Mendigorría”, las condiciones de su ejecución mediante la tarída de agua desde un manantial existente en el término de Oyábar”.

Panel informativo

La remodelación de la Fuente es una iniciativa que aprobó el Pleno del Ayuntamiento de Arróniz el año pasado para ejecutar las acciones de embellecimiento, terminadas ahora. Un punto emblemático de Arróniz que ahora nos muestra la historia del monumento que que llegó a tener un abrevadero con dos o tres caños, para el servicio y provecho de los vecinos. La reducción de la antigua fuente a lo que es ahora se cree que ocurrió en la década de los 70, coincidiendo con las obras de abastecimiento de agua de la fuente de la villa.

Plano de la Fuente

Para no desvelar todos los antecedentes de nuestra Fuente, los vecinos pueden acercarse hasta el paraje, donde, además de información, pueden contemplar reproducciones de algunos de los planos y documentos de su construcción y traslados, ya que ha pasado por varios puntos del pueblo