Tres de las siete propuestas presentadas en la cuarta edición de los presupuestos participativos de Arróniz saldrán adelante. El pintado del frontón del colegio público junto con la instalación de desfibriladores en el centro escolar, la adecuación del jardín del centro joven y un concierto benéfico a favor de Saray, la asociación navarra que lucha contra el cáncer de mama contaron con el respaldo necesario de los vecinos de la localidad que votaron cómo gastar parte del dinero público. En concreto, la partida de 25.000 euros que el Ayuntamiento dispuso para este fin en el ejercicio de 2019, de los que 15.000 euros estaban destinados a inversiones y , los otros 10.000 euros, a otras actividades.

Fachada del Colegio Público La Balsa

Fachada del Colegio Público La Balsa

La votación, a la que respondieron 132 particulares, una cifra superior a la de 2018, da luz verde a dos nuevos proyectos en el capítulo de inversiones. Uno, presentada por la APYMA del Colegio Público La Balsa, que engloba dos acciones. Por una parte, se dotará se pintará y adecuará el frontón del centro escolar, por otro, se instalarán desfibriladores y se impartirán cursos para aprender su funcionamiento. La otra, a propuesta de la asociación juvenil Ibarrea, para reformar la parte del centro joven El Matadero y adecuarlo para su uso, convirtiéndolo en un espacio abierto, con jardín y diferentes áreas de ocio.

En esta ocasión, un particular ha impulsado la nueva actividad que se desarrollará este año en Arróniz. Con la fecha por definir, la localidad acogerá un concierto benéfico para ayudar a conseguir fondos para Saray, la asociación navarra bandera contra la lucha contra el cáncer de mama.