Arróniz celebró ayer la tercera jornada de las fiestas patronales en honor a la Virgen de Mendía, la que el programa brinda a los más pequeños. Los niños fueron los protagonistas y tomaron el mando del municipio durante unas horas.

La alcaldesa txiki, Nahia Montoto, y el resto de la corporación, la aguacil Ruth Pascual y los concejales Iván Gutiérrez, Keira Jurado, Nagore Barbarin, Markel Sainz, Henar Montoya y Alejandro Olaia acudieron a mediodía al ayuntamiento para recibir los poderes municipales.

Antes, la corporación oficial impuso el pañuelo de fiestas a los niños de Arróniz que han cumplido y cumplen este año los dos años de edad: Naroa y Eider Fernández Uriarte; Oier Cortés Salanueva; Nerea Alcuaz Uriarte, Pablo Arbizu Díaz. Bera Etayo Fernández, Eneko Pascual Echeverría, Asier Jiménez Urquila y Oaula Humalde.

 

Después, la alcaldesa infantil recibió la vara de mando de manos de su homólogo adulto, Ángel Moleón, y salió al balcón junto con el edil Miguel Ángel Pascual para prender la mecha del chupinazo infantil que anunció el comienzo del programa para los más pequeños.

Todos, junto con el resto de niños de Arróniz, se trasladaron a la parroquia para realizar la ofrenda floral a la Virgen de Mendía en un acto muy emotivo amenizado por las voces de las niñas de la escuela de jotas.