Arróniz celebró el fin de semana pasado unas jornadas reivindicativas con motivo de la celebración del Día Internacional Contra la Violencia hacia las Mujeres, organizadas por el Ayuntamiento, la asociación Aranbeltza y Afammer, la asociación de familias del medio rural de navarra, un entorno donde se acusa la violencia de género y con el que se ha volcado siempre la localidad.

De viernes a domingo, el municipio sopicón ha disfrutado de diferentes actividades culturales y sociales para concienciar sobre este problema. Entre los actos, el viernes por la tarde se celebró en la sala de las mujeres la charla Violencias Invisibles con Aurora Sanz Diéguez, consultora de Género  y Agente de Igualdad. Aquí is dejamos el manifiesto que preparó Afammer para esta ocasión.

MANIFIESTO DE LA CONFEDERACIÓN DE FEDERACIONES Y ASOCIACIONES DE FAMILIAS  Y MUJERES DEL MEDIO RURAL (AFAMMER)

La Confederación Nacional de Federaciones y Asociaciones de Familias y Mujeres del Medio Rural
(AFAMMER), se suma un año más, como cada 25 de noviembre, a la celebración del Día Internacional para la eliminación de la Violencia contra la Mujer. Queremos que en este día nuestras primeras palabras sean para recordar a las 51mujeres y a los 3 menores asesinados en España este año víctimas de la violencia de género, y para enviar nuestro cariño y afecto a todas esas familias que han visto como la violencia de género les arrancaba para siempre de su lado a un ser querido.
Tampoco nos podemos olvidar de los 43 menores de edad que han quedado huérfanos, todos ellos igualmente víctimas de esta violencia que difícilmente podrán entender el porqué y que ya han quedado marcados por la pérdida de su madre en circunstancias tan dramáticas. Es cierto que nos duelen las víctimas mortales, pero también nos duelen todas esas mujeres que junto a sus hijos e hijas siguen sufriendo a diario la sinrazón de esta violencia. A todos ellos queremos dirigir un mensaje de aliento y animarles a que den ese paso definitivo que les lleve a iniciar una vida libre de violencia. Y a su entorno, para que las ayuden y acompañen en ese camino liberador.

Y si la violencia es dolorosa, lo es aún más cuando junto a ella, las víctimas se ven rodeadas de una
mayor exposición e incomprensión, de un mayor aislamiento y soledad, de unas mayores dificultades para poner fin a la situación que sufren. Todos estos factores son los que viven diariamente las víctimas que viven en el medio rural. A ellas nos dirigimos para que sepan que en AFAMMER siempre encontrarán una mano tendida.

Pero el 25 de noviembre es también un día para reivindicar. Por ello, en el Día Internacional para la eliminación de la Violencia contra la Mujer, AFAMMER reclama como en años anteriores y seguiremos reclamando hasta que sean una realidad:

Una mayor visibilidad de la violencia que sufren las mujeres del medio rural y la realización de  programas específicos dirigidos a ellas. Voz propia en las instituciones y organismos públicos, nacionales e internacionales. Medidas que favorezcan el empoderamiento y el acceso de las mujeres rurales al mercado laboral.

Un sistema educativo que visibilice el papel de las mujeres en todos los ámbitos.
Un modelo social basado en la igualdad de oportunidades. Desde el mismo momento de su creación, hace ya 37 años, AFAMMER adquirió un compromiso con todas las mujeres del medio rural para que, entre todas, dejemos de ser invisibles ante la sociedad. Porque todas merecen tener la oportunidad de una vida sin violencia, suscribimos con ellas nuestro compromiso a diario.