Continúa este verano el ludoteca con inmersión en inglés durante el mes de julio ampliable al mes de agosto según demanda. Por supuesto, cumpliendo la normativa sanitaria exigida por el Covid-19.
Se trata de una actividad que además busca la conciliación familiar y laboral.

30 plazas como máximo y 10 niños por monitor. El precio es de 50 euros.