El Departamento confirma al sector en la mesa técnica este primer paso, que será reevaluado de forma compartida en función de criterios sanitarios y epidemiológicos

La utilización de las mesas, asimismo, quedará fijada en un máximo de cuatro usuarios. Las medidas son un primer paso dentro de las posibles flexibilizaciones para ir recuperando la actividad, que se irán acordando en función de la situación epidemiológica con la hostelería, sector que contará con una línea de ayudas económicas para compensar el impacto de la pandemia en su actividad.  Cada tres semanas se evaluará la situación de la epidemia en la Comunidad Foral para poder seguir avanzando en posibles reaperturas de cara a la parte final de año, proceso que también se está desarrollando en el espacio del Consejo Interterritorial de Salud con el resto de autonomías y el Ministerio de Sanidad.

Medidas de prevención en la hostelería

De cara a la reapertura de la hostelería, el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra ha preparado una nueva infografía que recoge las medidas de prevención que son importantes incorporar al día a día en bares, restaurantes y cafeterías. Para ello, se distribuirán de forma inicial 2.700 ejemplares de este cartel (con versiones en castellano y euskera) entre los negocios hosteleros de Navarra.

Estas indicaciones, dirigidas tanto a la clientela como a la propia hostelería, recogen medidas para que la ciudadanía pueda seguir acudiendo a estos establecimientos y que los locales permanezcan abiertos en tiempos de coronavirus. Son las medidas que la ciudadanía ya conoce y que, a juicio de Salud Pública, “pueden resultar costosas, pero que es clave incorporar para reducir contagios”. Y, siempre, siguiendo estas medidas de forma conjunta: las indicaciones se suman unas a otras, no se sustituyen entre ellas. Por ejemplo, se trata de no acudir a un local con síntomas compatibles con COVID-19; lavarse las manos al llegar; y esperar o sentarse guardando la distancia de, al menos, 1,5 metros entre personas que no conviven juntas y, también, 2 metros entre las mesas.

Otras de estas medidas adquieren especial importancia en la hostelería. Por ejemplo, acudiendo a locales al aire libre o, en el momento que esté autorizado acudir a lugares cerrados (si la situación epidemiológica lo permite), con buena ventilación. También, seguir las indicaciones del personal; llevar la mascarilla siempre, salvo justo en el momento de beber o comer, y mantenerla puesta mientras se está hablando; evitar compartir platos, vasos o enseres; no fumar o vapear; y recordar que el alcohol reduce la atención a estas medidas. “Con este compromiso conjunto se pueden mantener esos encuentros y evitar pasos atrás” señala Salud Pública.