Las personas que estén en situación de ERTE, inscritas entre los días 1 de julio y 30 septiembre con motivo del COVID-19, podrán solicitar, desde hoy martes, la ayuda extraordinaria por importe máximo de 450 euros aprobada por el Gobierno de Navarra. Se estima que podrán acogerse a esta medida unas 3.000 personas trabajadoras.

Los requisitos, condiciones y la solicitud para acceder a estas ayudas han sido publicadas en el BON Nº 256 de hoy, 3 de noviembre, con un plazo abierto hasta el 20 de noviembre.

El Departamento de Derechos Sociales ha previsto una inversión 2.975.000 euros para esta convocatoria y no descarta ampliarla en caso de que sea necesario, para que el cien por cien de las personas que cumplan los requisitos puedan beneficiarse de las mismas, según declaraciones de la consejera Mª Carmen Maeztu. “Estas ayudas pretenden ser un apoyo a trabajadores y trabajadoras con peores salarios que, durante la  crisis, ha visto mermado todavía más sus ingresos”.

Destinadas a personas que fueron a un ERTE en verano

Podrán solicitar las ayudas personas trabajadoras por cuenta ajena que hayan sido titulares de la prestación contributiva por desempleo por la suspensión de su contrato o la reducción de su jornada de trabajo mediante expedientes de regulación temporal de empleo, ERTE, entre el 1 de julio y el 30 de septiembre de 2020.

Entre los requisitos para acceder a las mismas se pide tener domicilio fiscal en Navarra a efectos de IRPF desde el año 2019 y una base de cotización por contingencias comunes a la Seguridad Social igual o inferior a 20.000 euros durante los 12 meses anteriores al 1 de julio de 2020 o al momento en el que se vio afectada por el expediente de regulación temporal de empleo.

El límite económico para acceder a las mismas se sitúa en 20.000 euros, importe que no deberán superar las rentas obtenidas durante el periodo impositivo 2019 del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas que constituyen la base imponible, más las rentas exentas del mismo.

Si la persona beneficiaria forma parte de una unidad familiar ese límite queda establecido en 40.000 euros. También se exige que ningún miembro de la unidad familiar esté sujeto al Impuesto sobre el Patrimonio correspondiente al ejercicio 2019.

Ayudas de pago único hasta un máximo de 450 euros

El importe de las ayudas se calculará en función de los días de regulación de empleo de suspensión y/o reducción de jornada, que se hayan aplicado a la persona beneficiaria durante el periodo comprendido entre el 1 de julio y el 30 de septiembre de 2020, ambos inclusive.

Las ayudas oscilarán entre los 35 y los 450 euros al mes en el caso de  contratos por jornada igual o superior al 50% de una jornada laboral. La cuantía máxima en este caso no podrá superar los 450 euros. En el caso de  personas con una jornada laboral inferior al 50%, la cuantía será de 23 euros al mes, hasta un máximo de 300 euros. En ambos casos se realizará un único pago.

Solicitud preferentemente telemática

Como establecen las bases de la convocatoria, las solicitudes y la documentación necesaria se podrán presentar preferentemente de manera telemática a través de la ficha de las ayudas del Catálogo de Trámites del Portal del Gobierno de Navarra en Internet www.navarra.es.

En dicha ficha existirá un enlace al Registro General Electrónico de la Administración de la Comunidad Foral de Navarra. Será necesario identificarse o bien con certificado digital o por medio del DNI+PIN de Hacienda Navarra.

Para facilitar y agilizar la tramitación también se podrá realizar mediante el sistema Cl@ve, que se puede solicitar en varios registros de la Administración Foral (ver listado). Entre ellos los registros de  Derechos Sociales, en la C/González Tablas, 7 y del SNS-O de la C/Tudela, 20, en los que, además, se facilitará a las personas que lo soliciten (con cita previa) ayuda para la presentación electrónica y se resolverán las dudas que puedan tener.

Para realizar la solicitud es necesario presentar un contrato de trabajo, un informe de bases de cotización de los últimos 12 meses anteriores el ERTE e informe de vida laboral (ambos han de solicitarse a la Seguridad Social), así como la solicitud de abono por trasferencia.

Aquellas personas que tengan alguna dificultad para escanear los documentos podrán aportar una fotografía de los mismos legible, realizada con el teléfono.